DISTANCIAMIENTO FISICO – AJUSTÁNDONOS A NUEVAS REGLAS

Por Paco Díaz
Seattle, WA. Muchos queremos un regreso a la normalidad, así cómo era la vida a antes de conocer del COVID-19, pero eso al parecer todavía está muy lejos.

Incluso cuando se alivien las restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia del coronavirus, este seguirá afectando nuestras vidas de muchas maneras. Y nos conviene ajustarnos a las nuevas reglas gubernamentales.

¿Qué volverá a ser como era antes y qué podría cambiar para siempre? No sabemos aún a ciencia cierta, pero si podemos aceptar y ajustarnos a algunas nuevas reglas del distanciamiento social, por nuestro bien. Tratar de rechazarlas o no cumplirlas, nos mantiene en conflicto interno y con muchas personas que si las llevan a cabo.

Por ejemplo, en algunos super mercados nos piden que usemos mascaras para poder ingresar, debe haber un espacio entre cada persona en el momento de hacer compras o esperar en la caja, inclusive en los pasillos ahora hay un sentido para circular. Los trabajadores de estas tiendas deben usar cubiertas faciales también y en algunas no aceptan efectivo. Debemos mostrar que respetamos las disposiciones y que somos solidarios para demostrar que nosotros cumplimos

En los camiones también hay reducción de horarios y restricciones para el número de personas que pueden abordarlos, ahí debemos ser más disciplinados.

Así que ya sea que regresemos a la normalidad o a una “nueva” normalidad, será un proceso largo y nuestra disposición de ajustarnos a las reglas será algo de beneficio colectivo y personal.

Comentanos como estas viviendo y ajustandote a estas nuevas reglas.

#COVID19 #Reglas #DistanciamientoSocial

Estas son las 4 fases para reabrir la economía en el estado de Washington

La extensión de la orden Stay Home, Stay Healthy será hasta el 31 de mayo, anunciaron hoy los funcionarios del gobierno Inslee & Health. Habrá nuevas asignaciones para la recolección minorista en la acera; lavado de autos; y servicios de jardinería y limpieza de viviendas. Además, los servicios espirituales para conducir pueden comenzar, pero  solo una familia por vehículo que conduzca hacia los templos o iglesias.

En el futuro, habrá cuatro fases que permitirán que más áreas del estado se vuelvan a abrir después de cada fase en función de un enfoque basado en datos

Estas fases dependen del éxito continuo en desacelerar la propagación de COVID-19 y cumplir con cuatro capacidades que incluyen:

✔️ preparación del sistema de atención médica
✔️ capacidad de prueba
✔️ capacidad para hacer investigaciones de contacto
✔️ capacidad para proteger a las poblaciones de alto riesgo.

No todas las partes del estado están experimentando # COVID19 de la misma manera. Se permiten variaciones en el condado. Los condados más pequeños podrían reabrir. Los condados con menos de 50,000 residentes no afectados por # COVID19 podrán solicitar al Departamento de Salud una variación que permitirá que el condado abra la segunda fase. Las ciudades y los condados también pueden tomar medidas más estrictas de lo que exige el estado. Eso depende de ellos según sus necesidades de salud pública y la toma de decisiones locales.

Mientras que los parques estatales y las tierras estatales se vuelven a abrir el 5 de mayo, antes de viajar, consulte con su destino. Más información: https://parks.state.wa.us/1177/Novel-Coronavirus—COVID-19

También se espera que las empresas implementen cualquier requisito adicional desarrollado específicamente para su industria, como los que se han establecido para la construcción.

▶ ️Fase 1. Comienza el 5 de mayo. El gobernador ya ha permitido que se reanuden algunas construcciones, así como la reapertura de algunas actividades recreativas, incluido el uso diurno en parques estatales, jugar al golf, pescar y cazar. Los funcionarios están trabajando con las industrias para desarrollar nuevos protocolos que pronto también permitan la recolección minorista en la acera; lavado de autos; y servicios de paisajismo y limpieza de casas y servicios espirituales para conducir con un hogar por vehículo.

Cuando la carga de enfermedad de COVID-19 es baja y disminuye y se cumplen las cuatro capacidades descritas anteriormente, el gobernador pasará de la Fase 1 a la Fase 2.

▶ ️ Fase 2: se permitirían expansiones adicionales de actividades recreativas al aire libre, así como pequeñas reuniones de 5 o menos personas, nuevas construcciones y compras minoristas en tiendas con restricciones de salud. Las peluquerías y salones podrían reabrir. Los restaurantes podrían volver a abrir con un 50 por ciento de capacidad y un tamaño de mesa no mayor a 5. Algunos servicios profesionales y oficinas también podrían abrirse, a pesar de que el teletrabajo seguiría siendo muy recomendable. Se podrían reanudar los servicios de cuidado de mascotas, incluida la preparación.

▶ ️ Fase 3: se permitirían reuniones de 50 personas o menos, incluidas actividades deportivas, y se podrían reanudar los viajes no esenciales. Los restaurantes pueden mover hasta un 75 por ciento de capacidad y mesas de hasta 10 personas, y bares con una capacidad de 25 por ciento; los gimnasios y las salas de cine podrían reabrir a 50 por ciento de capacidad; minoristas, bibliotecas, museos y edificios gubernamentales podrían reabrir. Las instalaciones recreativas como las piscinas podrían abrir al 50 por ciento de su capacidad. Los clubes nocturnos y lugares de entretenimiento aún no podrían volver a abrir.

▶ ️ Fase 4: implicaría reanudar la mayoría de las interacciones públicas. Se permitirían reuniones de más de 50 personas, pero aún mientras se practica el distanciamiento social.

Más Información sobre aquí: https://coronavirus.wa.gov/what-you-need-know/covid-19-risk-assessment-dashboard

INSLEE EXTIENDE LA ORDEN DE PERMANENCIA EN CASA POR EL CORONAVIRUS HASTA EL 31 DE MAYO. EL PLAN PARA REABRIR WASHINGTON SERÁ EN 4 FASES

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, anunció el viernes que extenderá la orden de quedarse en casa de Washington hasta el 31 de mayo, pero está buscando formas para que algunas empresas abran antes, ya que él y los funcionarios estatales intentan evitar que el nuevo coronavirus vuelva a crecer.
“Si nos mantenemos unidos por un tiempo más, no perdemos las ganancias que ya hemos logrado”, dijo Inslee, reconociendo que las restricciones en la vida diaria habían sido un desafío para muchos habitantes de Washington. “Es muy frustrante, no queremos hacer esto dos veces”.
Inslee dijo que los negocios de Washington se reabrirían en cuatro fases, con algunos tipos de negocios que posiblemente volverían a abrir antes del 31 de mayo. Los ejemplos serían permitir que las tiendas minoristas realicen negocios en la acera, así como permitir que las ventas de automóviles y los lavados de autos reanuden el negocio, con algunas restricciones. El gobernador también tiene la intención de permitir los servicios espirituales.
La orden debía expirar al final del día 4 de mayo. Implementada el 23 de marzo, Inslee ya había extendido las restricciones una vez que los funcionarios estatales intentaron amortiguar el brote de COVID-19 que mató a más de 800 habitantes de Washington y enfermó que ha enfermado a miles.
Cada fase para la reapertura tomará, como mínimo, al menos tres semanas, una cantidad de tiempo suficiente que el gobernador dijo que permitiría a los funcionarios ver si las medidas estaban funcionando lo suficiente. Con esto, regresar a la “nueva normailidad” nos lleva hasta el mes de agosto si todo va bien.

Malas noticias para fanáticos de la cerveza y refrescos: La pandemia de coronavirus podría hacer que sus bebidas no sean las mismas. Este es el por qué

La efervescencia agregada a sus bebidas burbujeantes se está volviendo más difícil de encontrar, lo que suscita preocupaciones sobre la cerveza y los refrescos. Los expertos dicen que eso se debe a que la pandemia de coronavirus está presionando los suministros utilizados en la carbonatación.

Las bebidas gaseosas requieren dióxido de carbono, que a menudo se captura durante la producción de etanol para gasolina. Pero el virus ha reducido la demanda de combustible, lo que ha provocado el cierre de algunas plantas de etanol.

A medida que las personas trabajan desde casa para ayudar a detener la propagación de COVID-19, aproximadamente el 42% dice que bebió alcohol mientras estaba en el la espera de la cuarentena.  La cerveza es la bebida a la que recurren con mayor frecuencia.

A principios de este mes, la Asociación de Gas Comprimido dice que advirtió al Vicepresidente Mike Pence de lo que estaba por venir. Rich Gottwald, CEO de la asociación, dijo a Forbes que las conversaciones con funcionarios federales lo hicieron sentir optimista, pero cree que la producción podría “alcanzar un déficit de más del 70%” en el próximo mes.

La menor producción de etanol también podría afectar el agua de seltzer y las gaseosas, según informes de prensa, asi que pensar en tomarse una bien fria se podria dificultar en el verano.

Coca-Cola Consolidated, la mayor embotelladora de la compañía de bebidas de EE. UU., Planea despedir a 700 trabajadores a partir del lunes, según The Charlotte Observer. El informe cita el “impacto económico de la pandemia de COVID-19”, pero no dice si la escasez de etanol estuvo detrás de la decisión.

En todo el país, el coronavirus también ha amenazado con disminuir los suministros de carne, informó McClatchy News. Los trabajadores de varias plantas empacadoras de carne se enfermaron con COVID-19, lo que provocó el cierre de algunas instalaciones.

Gobernador Inslee anuncia levantamiento parcial de la restricciones de actividades recreacionales

La tarde del lunes el gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, anunció una reapertura parcial de las actividades al aire libre, las cuales incluyen caza, pesca, golf, paseos en bote y el uso de los parques estatales a partir del 5 de mayo. Estas actividades serán permitidas solo si se siguen las normas de distanciamiento físico. Las reuniones en grupo, campamento y eventos deportivos siguen prohibidos.

Como evitar que se te empañen los lentes cuando uses mascarillas

Muchas personas usan mascarillas en lugares públicos durante la pandemia de COVID-19, muchas de las que lo hacen usan anteojos y esto ocasiona que las lentes se empañen.

Con esto en mente, si tus anteojos se empañan cuando te pones una mascarilla, solo debes evitar que tu aliento llegue a la superficie de las lentes, pero si esto es complicado, aquí te damos unos cuantos consejos: 

Un método simple para evitar este problema es que, justo antes de ponerte una mascarilla, laves los anteojos con agua jabonosa, sacudas el exceso y permitas que las lentes se sequen al aire. Esto también se puede lograr con las soluciones que se usan en las máscaras de buceo y las gafas de esquí para prevenir el empañamiento.

Otra táctica es considerar el ajuste de tu máscara para evitar que el aliento que exhalas llegue a los anteojos. Una solución fácil consiste en colocar un pañuelo de papel doblado entre la boca y la mascarilla. El pañuelo de papel absorberá el aire caliente y húmedo, lo que evitará que llegue a los anteojos. Además, asegúrate de que la parte superior de tu mascarilla esté más ajustada y la inferior más floja para ayudar a que el aire que exhalas no llegue al área de los ojos.

Si usas una mascarilla quirúrgica con ataduras, la sugerencia es ir en contra de la lógica: entrecruza las ataduras de manera que las superiores queden debajo de tus orejas y viceversa. Esto ayudará a que quede más ajustada.

Si sabes otra forma de evitar esto por favor coméntala aquí.

El gobernador Inslee anunció la reanudación de la construcción privada

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, anunció el viernes en la mañana que a partir de hoy los trabajadores de la construcción privada pueden reanudar sus labores si es que cumplen con implementar medidas de seguridad en sus lugares de trabajo. Las medidas incluyen implementar distanciamiento físico, usar equipo de protección personal y asignar a un supervisor de COVID-19.

A medida que el estado lucha contra la nueva pandemia de coronavirus y una desaceleración económica contundente, el gobernador Jay Inslee anunció el viernes que algunos trabajos de construcción continuarán bajo nuevas pautas de seguridad para proteger a los trabajadores.

El plan se desarrolló después de discusiones entre la oficina de Inslee, la industria de la construcción y los sindicatos para reanudar las tareas de “bajo riesgo” en proyectos donde los trabajadores pueden permanecer al menos 6 pies de distancia en el trabajo en todo momento.

Esos proyectos tendrán que mantener el distanciamiento física y otros requisitos de seguridad y salud, dijo Inslee en una conferencia de prensa el viernes por la mañana con representantes de grupos empresariales y laborales. Una vez que firme la orden el viernes, dijo Inslee, las tareas que se ajustan a los criterios y tienen un plan en marcha pueden comenzar de nuevo.

El anuncio podría ayudar a levantar la economía afectada de Washington y mantener el progreso en la solución de la crisis de asequibilidad de vivienda de larga data del estado. Inslee dijo que las deliberaciones entre representantes de la industria, su oficina y grupos laborales sobre cómo trabajar de manera segura en medio del virus servirán como plantilla para reabrir otros sectores de la economía.

“Creo que este es un enfoque exhaustivo y reflexivo que permite que la construcción avance”, dijo Inslee.

Los sitios de empleos no pueden reiniciarse hasta que su contratista pueda cumplir y mantener los requisitos del plan de seguridad, dijo Inslee. El Departamento de Trabajo e Industrias del estado recolectará quejas de seguridad o salud en el lugar de trabajo “. Y obviamente, los sitios de trabajo eventualmente podrían cerrarse si no se cumplen estas órdenes”, agregó.

El anuncio del viernes es el primero de lo que se espera que sean tres fases de reapertura de proyectos de construcción en todo el estado, dijo Greg Lane, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de la Industria de la Construcción de Washington.

La primera fase permite que se reanuden algunos tipos de trabajo en muchos proyectos residenciales y comerciales, un movimiento que mantendrá la construcción en marcha, evitará daños relacionados con el clima y evitará el robo de materiales de sitios de trabajo vacíos.

“Pondrá en marcha el trabajo en la gran mayoría de los sitios, en lugar de dejarlos en un estado de pausa y parada”, dijo Lane.
El acuerdo “brinda a los contratistas la posibilidad de ser creativos y encontrar formas de mantener” el distanciamiento social en sus proyectos, dijo Lane. Los contratistas no tendrán que presentar su plan al estado, pero deben publicar el plan en sus sitios de trabajo sobre el trabajo que se está llevando a cabo, agregó, que podría ser revisado por los reguladores.

La segunda fase de reapertura de la construcción, que Lane dijo que el grupo de trabajo está discutiendo actualmente, tiene como objetivo autorizar algunas actividades donde los trabajadores pueden tener que estar a menos de 6 pies de distancia.
Esas dos fases combinadas, dijo, “deberían ocuparse de casi todas las situaciones residenciales”.

Una tercera fase estará orientada a abordar sitios de trabajo como grandes proyectos de transporte y ascensos aéreos, dijo.
Inslee dijo que su oficina y el Departamento de Comercio del estado reunirán grupos de trabajo similares para otras industrias para elaborar pautas de seguridad para “cuándo es el momento adecuado de comenzar ese proceso” de reapertura de esos sectores.

Todavía no está claro cuándo reabrirán otras empresas, dijo Inslee, porque podría ser demasiado peligroso. Está previsto que la orden de permanencia en el hogar del gobernador se levante al final del día el 4 de mayo, pero Inslee ha dicho que podrían continuar muchas restricciones.

📷 AP/Ted S. Warren

LAS MASCARILLAS QUE DEBERÍAS USAR PARA PROTEGERTE DEL CORONAVIRUS

Las mascarillas se han vuelto un emblema del combate contra el coronavirus: funcionarios estadounidenses y de todo el mundo han recomendado —y en algunos casos ordenado— que la gente las use para que se pueda detener la propagación del brote mortal.

Saber de qué tipo usar no es tan sencillo. Las mascarillas quirúrgicas y las N95, las cuales ofrecen la mayor protección y son inmensamente demandadas, deberían reservarse para los profesionales de la salud que están expuestos regularmente a pacientes infectados.

A continuación, mostraremos algunos tipos de mascarillas que se pueden encontrar, cómo funcionan, qué se debe considerar al confeccionar la tuya y el nivel de protección que podrían ofrecer, estas quiza sean una condición para salir a la calle a menera de prevención.

N95

La N95 es la mascarilla más reconocible y eficaz. Su nombre significa que puede bloquear al menos un 95 por ciento de las partículas diminutas más difíciles de capturar: 0,3 micras. El pelo promedio humano mide entre 70 y 100 micras de ancho.

Estas mascarillas, diseñadas para usarse una sola vez, están hechas de poliéster y otras fibras sintéticas, entre ellas capas de fibras enredadas que actúan como un filtro para dificultar el paso de las partículas.

Asegúrate de que no haya espacios entre el borde de la mascarilla y tu piel. Esta mascarilla incluye una pieza flexible para la nariz que se moldea a tu rostro. Muchos profesionales sanitarios y otros trabajadores realizan pruebas anuales para comprobar posibles filtraciones de aire y garantizar que las mascarillas tengan el tamaño adecuado y les queden bien a las personas (si tienes vello facial, no te quedarán bien; tampoco les quedan bien a los niños).

Algunas mascarillas N95 tienen válvulas de exhalación al frente, esto facilita la respiración. Esas mascarillas se usan a menudo en las construcciones. Una mascarilla con válvula no debería usarse en zonas que necesitan permanecer estériles, como los quirófanos de los hospitales. No protegen a los demás de lo que exhalas.

Quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas o de grado médico tienen varias presentaciones y son menos efectivas que las N95: algunas filtran entre un 60 y un 80 por ciento de partículas pequeñas en las condiciones presentes en un laboratorio. Cuando se usan de manera adecuada, pueden servir para evitar la propagación del coronavirus al atrapar las gotículas que expulsas cuando toses o estornudas.

Las mascarillas quirúrgicas a menudo están hechas de capas de tela sintética respirable, parecida al papel, cortada en forma rectangular y con pliegues que sirven para expandirla y ajustarla mejor al rostro. Son desechables y están diseñadas para usarse tan solo una vez.

Aunque pueden proteger de gotas grandes y salpicaduras, son menos efectivas que las N95 en parte porque no son tan ceñidas.

Caseras

Debido a la escasez de mascarillas quirúrgicas, muchas personas han recurrido a hacer la suya o a comprar las hechas en casa. Según la tela y el proceso de fabricación, una mascarilla casera a veces puede proteger igual que una versión quirúrgica. Y cualquier tipo de cobertura en el rostro es mejor que nada.

Una buena mascarilla casera utiliza un material con la densidad suficiente para capturar partículas virales, pero que permite una respiración tolerable.

Se pueden usar materiales como una camiseta hecha con un alto contenido de algodón, franela o un trapo de cocina de tejido apretado. El material que tenga el mayor número de hilos —lo cual permite que se filtre muy poca luz— probablemente será el que ofrezca la mejor protección.

En internet están circulando varios diseños y patrones para hacer mascarillas de algodón. Busca uno que al menos tenga dos capas de material, te cubra la parte superior de la nariz y la parte inferior de tu barbilla, y tenga cintas de ajuste.

Caseras con filtro

Esta es otra mascarilla casera hecha de camisetas 100 por ciento de algodón con un bolsillo cosido para meter un filtro adicional.

En esta mascarilla se puede usar un filtro para café. Se han hecho pruebas con filtros de café y toallas de papel. Un experimento reveló que dos capas de toallas de papel por sí solas bloquearon entre un 23 y un 33 por ciento de las partículas de 0,3 micras.

La gente ha experimentado con materiales de filtración, entre ellos filtros de aire y bolsas de aspiradoras. Estos pueden ser efectivos, pero pueden presentar riesgos. Muchos no son respirables y pueden contener fibras dañinas que podrían inhalarse. Asimismo, una persona promedio no necesita el nivel de filtración que ofrecen estos materiales.

Sin importar qué filtro elijas, asegúrate de que haya una capa de algodón o un material similar de ambos lados del filtro.

Una mascarilla es eficaz solo si se pone de la forma adecuada: que ajuste cómodamente desde la parte superior de la nariz hasta debajo de la barbilla sin dejar espacios. Todo el tiempo que estés afuera de tu casa, debes usar una mascarilla sin moverla de arriba hacia abajo. Aunque ninguna mascarilla es cien por ciento efectiva, pueden servir para protegerte a ti y a los demás si se combinan con el distanciamiento social y el lavado regular de las manos.

JAY INSLEE COMPARTE LA RUTA PARA UN REGRESO SEGURO A LA VIDA PÚBLICA EN WASHINGTON

El gobernador Jay Inslee contempla una ruta para un “regreso seguro a la vida pública” después del coronavirus, pero el plan no indica cuándo terminarán los cierres de empresas y negocios en el estado de Washington por COVID-19.

Jay Inslee anunció el martes por la noche una hoja de ruta para reabrir la economía de Washington una vez que los casos del nuevo coronavirus hayan disminuido lo suficiente como para que el estado esté preparado para manejar futuros brotes.


El plan de tres partes de Inslee incluye pruebas masivas en todo el estado, equipos de trabajadores que realizan rastreo de contactos, recursos para la salud mental y la falta de vivienda y una reapertura gradual de ciertos negocios, mientras practican el distanciamiento social.


El gobernador ha enfatizado que su decisión de levantar las restricciones temporales, como la orden de quedarse en casa, que cerró miles de negocios y mantuvo la prohibición de grandes reuniones, será impulsada por datos de salud pública. Uno de los indicadores clave será si el número de casos confirmados de COVID-19 continúa disminuyendo con el tiempo.


El plan de Inslee prevé pruebas rápidas y a gran escala en todo el estado, con un ejército de personas que realiza un seguimiento de contactos para determinar con quién han interactuado las personas infectadas, según un borrador del plan. Esas personas podrían aislarse o ponerse en cuarentena rápidamente para evitar que el virus se propague aún más.


El gobernador reabriría la economía en fases, de acuerdo con el plan, comenzando con ciertas industrias en función de su capacidad para abordar los riesgos de salud pública. De acuerdo con el plan, las lecciones de esas reaperturas tempranas podrían aplicarse a otros sectores de la economía. El distanciamiento físico, como mantener 6 pies de distancia entre las personas, sería necesario para que las empresas abrieran sus puertas.
Esta parte del plan también incluye esfuerzos de recuperación económica, incluso a través de la capacitación de los trabajadores y el desarrollo de pequeñas empresas.


La tercera fase de la hoja de ruta está destinada a ayudar a las comunidades y a las personas a recuperarse de otras maneras, como más ayuda para los servicios de salud mental y abuso de sustancias, aumentar el suministro de alimentos y ayudar a las personas que viven en la calle.


La orden de quedarse en casa está programada para levantarse al final del día el 4 de mayo, y el gobernador ha dicho que es probable que al menos algunas restricciones permanezcan en su lugar por más tiempo.


Los comentarios de Inslee el martes se producen cuando otros estados de todo el país toman medidas para planificar, o en realidad comenzar, reabrir sus economías a raíz de los brotes de COVID-19. Georgia planea permitir que algunas empresas reabran el viernes y se espera que el gobernador de Tennessee levante la orden de quedarse en casa de ese estado la próxima semana.


Inslee se ha enfrentado gradualmente a una creciente inquietud por la orden de quedarse en casa anunciada por primera vez el 23 de marzo, así como su impacto en los empleos y la economía.

Así que esperemos una recuperación paulatina, con la ayuda y aportación de todos.

Sin importar el estatus migratorio, el DSHS proporcionará ayuda económica para personas que viven en Washington por COVID19.

OLYMPIA – A partir del viernes 17 de abril, algunos residentes de Washington pueden solicitar ayuda económica en caso de desastres para ayudar a satisfacer sus necesidades inmediatas a través del Departamento de Servicios Sociales y de Salud (DSHS). Esto es un resultado de la declaración de emergencia del Gobernador Inslee ante la pandemia de COVID-19. Tras la declaración de emergencia, el gobierno federal ha aprobado la implementación del programa de Ayuda Económica en Caso de Desastres, conocido por DCAP, en el estado de Washington.

La declaración del Gobernador de una emergencia estatal y su siguiente proclamación el 18 de marzo permite a DSHS ofrecer beneficios de DCAP a personas que no son elegibles para otros programas de asistencia en efectivo. La asistencia está disponible para todas las familias de Washington y personas sin hijos que cumplan con los límites de ingresos y recursos del programa DCAP. DSHS propone que más de 175,000 hogares podrán ser elegibles para esta asistencia.

Esta ayuda económica está disponible para los residentes de Washington independientemente del estatus de ciudadanía, y no requiere que los solicitantes proporcionen un número de Seguridad Social. Los hogares elegibles recibirán sus beneficios de DCAP por un mes en un período de 12 meses durante una emergencia. El monto del beneficio depende del tamaño de su hogar, sus ingresos y nivel de necesidad, que van desde un mínimo de $363 para una sola persona hasta un máximo de $1,121 para un hogar de ocho o más personas. Una vez que sea aprobada, las personas recibirán sus beneficios de DCAP en una tarjeta de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT) existente o a través de una nueva tarjeta EBT que se le enviará a través del servicio de correo postal de los Estados Unidos.

Las personas pueden solicitar DCAP en línea en WashingtonConnection.org o llamando al Centro de Contacto de Servicio al Cliente de DSHS al 877-501-2233. Debido al alto volumen de llamadas, se pide a las personas que llamen antes de las 11 a.m. y que tenga en cuenta que los horarios de llamada más ocupados son de 11 a.m. a 2 p.m.

Para obtener la información más reciente relacionada con los beneficios de COVID-19, consulte el sitio web de DSHS, las cuentas de Facebook y Twitter.

Fuente: https://www.dshs.wa.gov/os/office-communications/media-release/dshs-provide-disaster-cash-assistance-some-washingtonians-beginning-april-17

« Older Entries Recent Entries »